25/9/13

Escapada en moto a Picos de Europa (Parte I)

 Coincidiendo con las vacaciones decidimos desempolvar la Yamaha e ir al reencuentro con la magia y la belleza de Asturias, donde las carreteras, los senderos, la naturaleza  y a veces también la gastronomía constituyen  un atractivo verdareramente único, tanto si se viaja por la tortuosa costa o si se opta por el abrupto y formidable interior montañoso y verde a la vez.

 Tomamos dirección hacia Sanabria y León para acceder a Asturias desde el Sur. La primera sorpresa la percibimos en la salida del túnel de A Cañiza con una tormenta inesperada que nos obligó a enfundarnos en los trajes de agua.
En Mansilla de las Mulas (León), que es pueblo situado en el Camino Francés hicimos una de las muchas paradas de descanso, para desde ahí tomar la N-625 en dirección a Riaño.
 Tras una breve parada en la presa de Riaño, cuyas aguas han anegado varios pueblos del Valle, seguimos ruta por la misma carretera, que desde este punto comienza a ponerse entretenida.

a

 Al superar el Puerto del Pontón, a 1280 m. de altitud,iniciamos el descenso hacia Oseja de Sajambre y el Desfiladero de los Beyos. Conocer esta zona y el desfiladero en concreto ha sido uno de los principales motivos para optar por esta ruta. Confirmamos que ha sido un acierto.
El viaje en moto por esta carretera exige concentración pero es todo un placer por las magníficas vistas que van sucediéndose tras cada curva.

 Al entrar en el tramo asturiano de la N-625 el paisaje se torna más verde, siguiendo el curso del Río Sella que ha esculpido el profundo y escarpado canal que seguimos en paralelo a su cristalino caudal.

 Para alojarnos hemos reservado habitación en el Hotel Principado de Europa situado en  Poo de Cabrales.
La situación de este hotel es muy adecuada si, como es nuestro caso, pretendemos movernos por la zona del macizo central de los Picos de Europa.
Arenas de Cabrales está a un km. y allí hay una variada oferta en hostelería.
El trato del personal es extraordinariamente amable. Tan pronto como formalizamos la inscripción y comprueban que viajamos en moto,  nos ofrecen, como hacen con todos los moteros, el aparcamiento cerrado situado en el bajo del hotel. Un magnífico detalle.

 Las vistas desde las habitaciones sobre la más reconocida de las cumbres asturianas, el Pico Urriello o Naranjo de Bulnes son extraordinarias.
 El precio de la habitación doble es de 50 € con IVA y copioso desayuno incluidos. Muy recomendable por lo tanto.
 Nuestro plan, como en otras ocasiones anteriores, ha consistido en convinar el viaje en moto, que como bien sabéis permite un contacto diferente con el entorno, con alguna ruta senderista para conocer y admirar estas montañas en su esencia.
El primer día completo de estancia nos dirigimos hacia Poncebos, lugar del que parte una de las rutas más transitada y espectacular de todo el país, la Ruta de Cares, que nosotros ya hemos caminado en compañía de Vladi y Merche hace tres años.
 Nuestro plan para este día es tomar la empinadísima carretera CA-1 desde Poncebos en dirección a Tielve y Sotres.
En Tielve hacemos una parada obligada para visitar y fotografiar su famosísimo puente y antiguo molino, en medio de un entorno espectacular.
 Seguimos el tortuoso y magnífico Canal del Duje en dirección hacia Sotres, el desfiladero que llevamos a nuestra derecha es sobrecogedor. El algunos puntos las rocas que se desprenden de la montaña han arrancado tramos del guarda rail y nosotros preferimos no coincidir con alguno de estos meteoritos en su caida vertiginosa.

 Antes de llegar a la curvona de Sotres, que antecede a una subida de 700 m. hasta alcanzar este pueblo, con una pendiente y dos curvas que acongojan, divisamos  las Invernales del Texu por la que pasaremos un poco más tarde, ya caminando.

 En la curvona de Sotres empieza nuestra ruta de senderismo hacia los Puertos de Áliva  caminando en dirección Este por una pista que transitan fundamentalmente los pastores y propietarios de las cabañas de ganado vacuno que pastan las laderas del expléndido valle.
La dificultad de esta ruta es fácil porque la pendiente es moderada en todo el recorrido y únicamente hay un tramo con abundancia de piedra, que en caso de hallarse mojada es muy resbaladiza, como sucede siempre con la caliza.

El día nos ha sorprendido con excelente temperatura para caminar y una soleada jornada, excelente para tomar fotografías y admirar las panorámicas que el camino nos irá mostrando.


Encontramos las primeras invernales, que habíamos visto desde la moto en la subida. Las invernales son construcciones destinadas al uso por los pastores y su ganado en los inviernos rigurosos y están situadas generalmente en valles protegidos de aludes. Son conjuntos de cabañas muy agrupados y de gran belleza.

Si volvemos la vista atrás, se divisa Sotres colgado literalmente de la montaña.

En el mes de septiembre es normal hallar el cauce de los ríos seco, pero no sucede lo mismo en primavera e inicios del verano con el agua que aporta el deshielo.
Las vistas sobre ambas laderas del valle son en todo caso espectaculares, mientras seguimos caminando para entrar en Cantabria.
No nos conformamos con senderear entre dos pueblos y lo hacemos a lo grande recorriendo a pie dos comunidades autónomas.

La línea que se divisa en la vegetación de la ladera del fondo marca la raya entre Asturias que queda atrás, y Cantabria.
Está vallada para impedir el paso del ganado de una comunidad a otra y la diferencia tan evidente se debe a que en Cantabria permiten limpiar el matorral para facilitar el pastoreo y en Asturias en cambio no autorizan esas modificaciones.

En el último tramo la pendiente se hace más fuerte y se aprecia debajo de uno pequeños neveros el Chalet Real, utilizado por el Rey Alfonso XIII para estancia en las jornadas de cacería en esa zona.
Algo nos trae a la memoria eso de las cacerías reales...

La vista más póxima del chalet real, muy bien situado.

La marcha puede concluir, como es nuestro caso, en el Refugio de Áliva o continuar hasta el cable del teleférico de Fuente Dé.

Tras hacer el camino de regreso pausadamente, porque el paisaje va invitando permanentemente a detenerse, solamente nos queda vencer esos 700 metros de  recorrido en vertiginosa pendiente para alcanzar Sotres, donde dejamos estacionada la moto.

Y nada mejor para poner final a este hermoso día de caminata por el Valle de Áliva y al primer capítulo de la escapada a Picos de Europa, que una vuelta por el pueblo y unas cervecitas bien frescas.
Hasta pronto.

11 comentarios:

CARLOS dijo...

jejeje, me resulta todo tan conocido, que bueno, estuvisteis por aquí... estupendas las fotos (que voy yo a decir). Un saludo y me alegro que hayáis disfrutado de Asturias.

yamajos dijo...

Muchas gracias Carlos por elogiar las fotografías.
Esta ruta seguro constituye para tí un paseo de calentamiento, a tenor de las que leemos cotidianamente en tu magnífico blog, con el cual no podemos tampoco competir en la calidad de las fotografías.
Un fuerte abrazo

yamajos dijo...

Muchas gracias Carlos por elogiar las fotografías.
Esta ruta seguro constituye para tí un paseo de calentamiento, a tenor de las que leemos cotidianamente en tu magnífico blog, con el cual no podemos tampoco competir en la calidad de las fotografías.
Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Muy buena crónica y mejores fotos.Esperamos la segunda parte.Un saludo.Merchi y Vladi.

BRUJILDA: dijo...

¡Qué recuerdos! Además muy recientes, por lo que ha sido un placer revivirlos a través de tu blog. Como siempre unas fotos preciosas y un bonito cambio de look blogueril. Tengo ganas de leer las siguientes entregas....
Un abrazo

Brujilda dijo...

¡Qué recuerdos! Además muy recientes, por lo que ha sido un placer revivirlos a través de tu blog. Como siempre unas fotos preciosas y un bonito cambio de look blogueril. Tengo ganas de leer las siguientes entregas....
Un abrazo

mæs dijo...

Que bonitas fotos y excursión. Ya estoy esperando la segunda parte

Enhorabuena!

Gelu dijo...

Cuando se ven rincones habituales desde los prismas de otras personas...mola muuuuucho.
Picos, el sitio de mi recreo.
Saludos y gracias miles.
Gelu.

Anónimo dijo...

¡Que viaje más precioso! Me encanta que lo hayais disfrutado. Besos, Lilí195

montila dijo...

Hola yamajos, enhorabuena por la cronica y por las fotos,la verdad es que los picos de europa tienen un encanto especial.
saludosss.

Slow Rider dijo...

Ay que esto lo conozco jejej
Me alegra ver que disfrutasteis de Asturias y os resultó agradable la visita.. Me encanta ver mi tierra por ojos de otros.. Gracias¡¡
Abrazotes.