3/1/11

Premonición


Es indudable que a veces interpretamos lo que vemos, para adaptarlo a lo que de verdad nos gustaría.

Hoy ha sido el primer día laboral del año y he ido en moto. La he encendido, puse las gafas -los años no perdonan- y miré el cuenta kilómetros: 132.575, no esta nada mal.

Al encender el ordenador en mi despacho aparecó en el salvapantallas un paiseje sobrecogedor. En primer término un campo de hierbas doradas y secas en el que destaca una sabina con el tronco retorcido por el viento de mil otoños. En segundo plano las colinas desprovistas de vegetación acariciadas por la luz del atardecer que proyectan alargadas sombras. En la lejanía las cumbres nevadas de una cadena montañosa de crestas cortantes.

Será el reencuentro con la moto y con los paisajes abiertos una premonición de un año nuevo venturoso en viejes? Esperemos que así sea y compartirlo con todos vosotros aquí.

3 comentarios:

Freebird dijo...

Creo que son tus sueños que se hacen realidad, no les hagas quedar en mal lugar ;-)...

Un abrazo.

Mané dijo...

Llamalo como quieras, date cuenta que sentimos lo que vemos y si lo que has sentido es seguir viviendo la "BELLEZA" de rodar en moto pues adelante y a disfrutar.
BUSCAR LA BELLEZA ES LO ÚNICO QUE MERECE LA PENA EN ESTE ASQUEROSO MUNDO

TOOFAST dijo...

creo que cada viaje que no haces, cada foto que no guardas, cada km de menos es irrecuperable. La vida es tiempo, y al pasar, se nos gasta.